Nuestra Historia


Esta historia comienza en el verano de 1994 en una escuela de música, dos alumnos en una misma clase,  gracias a un maestro con una explicación sui géneris  de armonía dio pie para comenzar entre nosotros una linda amistad.

Por circunstancias igual de curiosas, de compañeros pasamos a ser profesor y alumna; al ir creciendo ese cariño de amigos y mas allá de ser maestro y estudiante, algo más comenzaba a crecer. Un día frente a la puerta principal, antes de comenzar una clase, vino la declaración de amor,  la cual no tuvo respuesta, pese a eso se conservó una bonita amistad, viéndonos y platicando entre clases, largas pláticas por teléfono, detallitos y miradas, que sólo quién las ha experimentado sabe de lo que hablamos, en una de esas charlas decidimos darnos espacio, ya no hablar más sobre una relación de noviazgo y si se daban las cosas quizá habría una oportunidad, pero ese momento no llegó…

Nuestros caminos se separaron cada uno siguió con su vida; actividades, metas, proyectos, hicieron que la distancia creciera hasta perdernos la pista, pero ambos guardamos en un lugar privilegiado el recuerdo de aquel primer amor, de aquella persona especial que sólo podíamos tener bellos recuerdos, pese a cualquier circunstancia, esos momentos estarán grabados con letras de oro dentro de nosotros.

Diez años pasaron para que nos volviéramos a ver, quién pensaría que situaciones difíciles harían que nos reencontráramos en un hospital la noche del 11 de Febrero de 2010. Quedará por siempre el momento en que le quitamos la pausa a esa hermosa amistad, a tantos recuerdos, a un cariño puro y verdadero que demostró que la ni distancia  ni el tiempo podían mermar algo legitimo y verdadero; frecuentes salidas, llamadas, mensajes y estar  conectados casi todo el día mediante diversas herramientas web, hizo que al poco tiempo surgiera el AMOR, aquel que nació en un salón de clases, pero que el temor y la falta de iniciativa impidió que prosperara, se guardó, maduro y hoy comenzamos a ver fruto, se está cosechado y lo estamos disfrutando día con día.

A 18 años de habernos conocido , reafirmamos que somos el uno para el otro el tiempo nos ha hecho lo que somos y sólo ha ayudado a cimentar el amor que existe en nosotros, ¿demasiado tarde?, no lo creemos, es el mejor momento de nuestras vidas, lo creemos y tenemos la convicción absoluta, somos felices, nos amamos y estaremos juntos…


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.